CARIES DENTAL

  • Los cuidados de higiene oral deben empezar desde antes de la aparición del primer diente

La caries dental es considerada un problema de salud pública a nivel mundial debido a su alta prevalencia y su impacto social.

Esta lesión dentaria consiste en la  desintegración localizada y progresiva de un diente, que es causada por varios factores, pero el principal es la placa bacteriana la cual produce ácidos que conllevan a una desmineralización del esmalte. Si ésta no es detectada en esta etapa continua a la dentina la cual es una capa del diente menos mineralizada que el esmalte, continuando hasta llegar al tejido pulpar. En este punto la infección produce inflamación del tejido pulpar la cual se traduce a dolor.

La prevalencia de dolor referido y malestar debido a la caries dental no tratada es de  18% entre los 5-6 años de edad y el 64% en los adultos mayores. Los pacientes  adolescentes escolares por lo general reportan incapacidad para comer seguido por la incapacidad de hablar. Estudios han informado que las horas de clase perdidas y otras deficiencias de las actividades de la vida diaria están relacionadas con dolor dental tanto en dentición primaria y permanente.

Higiene oral desde antes de la aparición del primer diente

El tiempo de aparición de los primeros dientes en el bebé puede ser de entre los 4 y 8 meses sin embargo, algunos bebés pueden nacer con 1 o 2 dientes. Los cuidados de higiene oral deben empezar desde antes de la aparición del primer diente, la cual debe consistir en la limpieza de las encías con una gasa sin algodón. Una vez que erupciona el primer diente se debe de utilizar un cepillo de cerdas suaves sin pasta dental, el uso de pasta dental debe ser hasta que el niño tenga la capacidad de escupir la pasta y no la ingiera; es importante que el bebé no se duerma con el biberón, mas aun si éstos contienen jugos, tanto éstos como la leche pueden permanecer en la boca y provocar acumulamiento de placa bacteriana y caries dental. Es recomendable cuando menos dos visitas al año al dentista para así poder detectar a tiempo cualquier enfermedad  buco-dental y más importante poder prevenirla.

Las personas pueden tomar medidas para sí mismos y para las personas a su cargo, para prevenir enfermedades y mantener la salud. Con la dieta y la nutrición adecuada, la prevención primaria de muchas enfermedades orales, dentales y craneofaciales se puede lograr. La caries dental puede prevenirse manteniendo un bajo nivel constante de fluoruro en la cavidad oral. El fluoruro puede obtenerse a partir de agua potable fluorada , sal , leche y pasta de dientes, así  como la aplicación de fluoruro por parte del dentista, pero más importante es realizar una adecuada higiene oral y sus visitas de revisión a su dentista.

Dr. Bernardo Bogarin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *