Cuando se menciona la palabra “ADICCIÓN” uno de manera automática lo relaciona con sustancias nocivas e ilegales.

Sin embargo, ante la búsqueda de la satisfacción interna, el ser humano ha encontrado una infinidad de sensaciones con objetos o seres vivos que otorgan un bienestar específico; tantas son las adicciones como tipos de individuos en el mundo.

Me apego a lo que en el albur general se dice “Cada cabeza es un mundo”

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, una adicción es una dependencia psicoemocional y/o física hacia un objeto, sustancia, actividad o relación; que tiene como propósito un beneficio inmediato, y que además afecta la realización de actividades cotidianas.

Aun cuando ustedes pueden acceder a varios medios y encontrar adicciones de las más extrañas como:

  • Consumir: tierra, chicles masticados, jabón, pelo, orina, etc.
  • Corpóreas: tatuajes múltiples, cirugías plásticas, bronceados.

nos enfocaremos a aquellas que se registran más frecuentemente por institutos psiquiátricos:

ADICCIONES QUIMICAS[1]

  • Adicción al Tabaco 
  • Producto de la inhalación de la nicotina, que es una sustancia química que otorga la sensación de alivio y estímulo anímico momentáneo, ya que su efecto solo dura entre 2 a 3 horas.
  • El tabaco contiene 19 químicos aproximadamente causantes directos de diferentes tipos de cáncer que pueden afectar casi cualquier órgano.
  • El humo que se emite afecta a todos ya que se puede aspirar de manera no intencional, este efecto es denominado fumador pasivo.
  • Consecuencias inmediatas: olor del tabaco, se impregna todo (pelo, ropa, auto, casa, etc.), mal aliento, tos consecutiva, sabor desagradable en los alimentos, arrugas prematuras en la piel y mal ejemplo “social” para nuestros hijos.
  • Adicción al Alcohol
  • Las formas más comunes de bebidas alcohólicas son el vino y la cerveza, con contenido de alcohol etílico o etanol.   
  • Produce un incremento de la actividad psico-física (alegría, euforia, superación de la timidez y retraimiento) y posibilidad de diversión e integración dentro del grupo de amigos donde la mayoría consume.
  • Presenta características definidas: Ansia (necesidad de beber), Pérdida de control (incapacidad para dejar de beber una vez que se comenzó), Dependencia física (síntomas de abstinencia, tales como náuseas, sudoración o temblores) y Tolerancia (necesidad de beber cantidades de alcohol cada vez mayores para poder sentir el mismo efecto).
  • Es causante directo de trastornos metabólicos irreversibles, enfermedades mentales, insuficiencia de órganos vitales y accidentes.
  • Adicción a sustancias ilegales (marihuana, cocaína, heroína, etc.)[2]
    • Se considera una enfermedad del cerebro porque las drogas modifican su estructura y cómo funciona. Estos cambios pueden durar largo tiempo y llevar a los comportamientos peligrosos que se ven en las personas que abusan de las drogas.
    • Pueden producir sensaciones intensas de placer, disminución de sentimientos de angustia y existen algunas que potencializan el rendimiento físico; otra causa de su uso es por curiosidad o como pretexto de que los demás lo hacen.
    • Consecuencias irreversibles como son: el efecto de rebote con letargia físico-mental, disminución de la capacidad neuronal, favorece la aceleración de enfermedades mentales graves, violencia, accidentes, ruptura de lazos emocionales (familia, hijos, trabajo), deterioro de apariencia física.

ADICCIONES CONDUCTUALES

  • Adicción a Internet (Ciberadicción)
    • Cada cambio en la evolución humana indica un cambio y efecto en salud, la tecnología actual que es imprescindible no es la excepción.
    • La adicción a las actividades en línea incluye la compulsión por las subastas, la navegación web, el juego de azar en línea, obsesión con la programación, juegos de computadora, así como con la búsqueda compulsiva de sexo y relaciones disfuncionales a través de la Internet, forman parte de este síndrome.
    • El abandono de la vida familiar y/o social, falta de concentración, aislamiento, descuido de las funciones laborales, así como el deterioro de la higiene y salud física a raíz de la inversión de energía, dinero y el tiempo invertido en la adicción a la Internet, son consecuencias de este desorden.
    • En un inicio eran los adolescentes quienes más se veían afectados, en la actualidad los adultos están tomando ventajas, lo que repercute en la economía en todos sus aspectos, ya que son el componente económicamente activo.
  • Adicción a Juegos de Azar (Ludopatía)
    • El juego patológico es un desorden adictivo caracterizado por la conducta descontrolada en relación al juego de azar. La inversión de tiempo, energía y dinero en las actividades de juego aumenta con el tiempo y la persona se va haciendo más dependiente del juego para enfrentar la vida diaria.
    • Psicológicamente, el juego de azar es un reto a la suerte, mediante el cual una persona proyecta sus esperanzas de cambiar mágicamente el futuro a su favor, o al menos de experimentar el placer del triunfo contra el riesgo del fracaso a pesar del sufrimiento que conlleva la incertidumbre, traduciendo así una inconformidad con la realidad, un deseo de huida de la mediocridad o monotonía cotidiana.
    • El descontrol progresivo y los gastos desmesurados de dinero llevan a problemas económicos y familiares severos y a mucho estrés psicológico a la persona adicta. Esto causa depresión y ansiedad que muchas veces ponen en peligro la vida del adicto.
  • Adicción al Sexo
    • Es una actividad sexual obsesiva, fuera de control; a mayor gravedad del cuadro el individuo tiende al rechazo de sí mismo.
    • Esta adicción puede tomar muchas formas, desde el uso de la pornografía y la masturbación hasta repetidas relaciones sexuales, contratar prostitutas y voyeurismo. En casos extremos, la adicción sexual puede involucrar asedio, violación e incluso homicidio.
    • El adicto al sexo se vuelve hábil en esconder esta vida secreta de aquéllos que son más cercanos a él. El pensamiento obsesivo sexual y las fantasías sexuales se hacen cada vez más necesarias para lidiar con los problemas de la vida diaria.
    • La familia del adicto sexual sufre mucho por el impacto de esta adicción, especialmente las esposas y esposos de adictos o adictas sexuales y sus hijos, quienes muchas veces repiten la cadena de adicción en sus propias vidas adultas.
  • Adicción al Celular (Nomofobia)
    • El estilo de vida actual implica estar conectados permanentemente a través de herramientas tecnológicas, lo que trae consigo un aumento de la dependencia a estos aparatos.
    • Es un trastorno de ansiedad, cada vez más frecuente, que consiste en sentir un temor extremo a salir a la calle sin celular.
    • Determina la interacción con el celular antes que con otras personas.
    • Si usted es de los que no sale a ningún lugar sin su celular, si duerme con él al lado y lo primero que hace al despertar es revisarlo, si lo mira inconsciente y automáticamente, si siente ansiedad o estrés cuando no puede contestar y no sabe quién lo llama, si su mayor preocupación cotidiana es que descargue su celular y posee cuentas exageradas de recibos telefónicos; son características definidas de la Nomofobia.
    • 1 de cada mil usuarios de celular puede ser adicto.
  • Adicción a Compras (Oniomanía)
    • Es la consecuencia de un impulso que no se puede controlar, un acto poco consciente del que después nos arrepentimos, porque compramos cosas poco útiles, superfluas o gastamos más de lo que podemos.
    • La gratificación deriva, más que de la utilidad de los productos, del propio proceso de comprar. Este consumo, no planificado, excede de las posibilidades económicas de la persona.
    • El sentimiento de autoestima y de poder se satisface con la conducta de comprar, sin embargo, hay una pérdida de interés por los productos una vez comprados.
    • 90% de los adictos al gasto compulsivo son mujeres. La mujer está más sobre representada porque está más sujeta al dictado de la moda y por padecer más sentimientos de soledad, depresión y baja autoestima.

Todos estamos expuestos a un sinfín de factores o condiciones que nos acerquen a una situación que rompa con la monotonía y la cotidianidad, sin embargo la mejor recomendación es acercarse a la familia, convivencia sana, deporte y comunicación.

No permita llenar un vacío con una adicción que solo da una mejoría pasajera, pero sus consecuencias pueden poner en riesgo su vida y dañar a sus seres queridos.

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

MÉDICO ESPECIALISTA EN EPIDEMIOLOGÍA Y SALUD PÚBLICA


[1] Biblioteca Nacional de Medicina, EU e Instituciones Nacionales de Salud

[2] National Institute on Drug Abuse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *