Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o venéreas (denominadas así por Venus, Diosa del Amor) no son exclusivas de adultos (lamentablemente). En la actualidad el incremento en la precocidad sexual activa ha impactado en la presencia de estas enfermedades o infecciones en adolescentes y hasta en niños. De acuerdo a INEGI la vida sexual se inicia en nuestro país en edad promedio de 15 años pero teniendo edades mínimas de 8 años.

Las ETS pueden dar lugar a complicaciones con secuelas tales como esterilidad masculina y femenina, embarazos ectópicos, cáncer (anal, vaginal, cervical, oral), mortalidad prematura, sífilis congénita, abortos, bajo peso al nacer, nacimientos prematuros y lesiones oftálmicas severas del bebé al momento del nacimiento.

Las ETS son causadas por agentes bacterianos, hongos y parásitos, que generalmente se curan con antibióticos y agentes quimioterapéuticos apropiados desde hace más de 50 años.

A pesar de ser patologías de antaño, siguen constituyendo un problema de salud pública tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo, ya que su vía de contagio es la sexual y la libertad en la práctica de esta actividad se realiza en todo el mundo. Algunas de ellas también se pueden transmitir de la madre al hijo durante el embarazo o el parto. Otras modalidades de transmisión de infecciones son la transfusión de productos sanguíneos y el trasplante de tejidos.

DATOS:

  • 70% de las mujeres y hombres con infecciones gonocócicas o clamidiales no presentan ningún síntoma.
  • Hay más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes transmisibles por vía sexual.
  • Muchas ETS pueden no presentar síntomas, en particular en las mujeres. Así pues, los hombres y mujeres cuyos compañeros sexuales refieran síntomas deben acudir a una consulta, independientemente de que tengan o no signos.
  • Cada año, una de cada 20 adolescentes contrae una infección bacteriana por contacto sexual, y se observan infecciones a edades cada vez más tempranas.
  • Cada año se producen 448 millones de nuevos casos a nivel mundial.
  • En México en promedio se diagnostican cada año 460,000 ETS, y en Baja California 7,000.
  • Los mexicanos mayores de 18 años tienen 7 relaciones sexuales al mes, en promedio, y el total de parejas sexuales en promedio durante su vida activa es de 2.
  • Ante todo niño o niña con datos de ETS, se debe sospechar violación o abuso infantil.
  • Edad más frecuente de 20 a 29 años.
  • Es frecuente la existencia de infecciones mixtas, por lo que se complica el diagnóstico.
  • Su frecuencia por género:
    • Mujeres: Candidiasis, VPH, sífilis, herpes genital y condilomas;
    • Hombres: Sífilis, herpes genital, VIH, chancro blando y parásitos genitales (como sarna o piojos).

Estos son algunos de los microorganismos más frecuentes y, entre paréntesis, las enfermedades que causan.

BacteriasVirusHongos y Parásitos
Neisseria gonorrhoeae (gonorrea o infección gonocócica);Chlamydia trachomatis (clamidiasis);Treponema pallidum (sífilis);Haemophilus ducreyi (linfogranuloma ó chancro blando);Klebsiella granulomatis (granuloma inguinal).Gardnerella vaginalis (vaginosis bacteriana)Virus de la inmunodeficiencia humana (sida);Virus del herpes simple de tipo 2 (herpes genital) ;Papilomavirus humano (verrugas genitales y, en el caso de algunos tipos de estos virus, cáncer de la matriz);Citomegalovirus (inflamación de diferentes órganos, como el cerebro, los ojos y los intestinos).Hepatitis C (inflamación hígado)Candida albicans (vulvovaginitis en la mujer y balanopostitis [inflamación del glande y el prepucio] en el hombre).Trichomonas vaginalis (tricomoniasis vaginal);Sarcoptes scabiei (sarna genital)Phthirus pubis (piojos púbicos)  

¿Por qué existen dificultades en el total real de los casos? Porque es vergonzoso, puede no tener síntomas, por evitar estigmas no se acude al profesional en salud y se realiza una exagerada automedicación.

RECOMENDACIONES

  • Educación sexual, la concientización y toma de precauciones en adolescentes es una inversión a futuro.
  • El uso apropiado y sistemático de preservativos constituye uno de los métodos más eficaces de protección contra las ETS, incluida la infección por VIH.
  • Desde los 9 años de edad se deben vacunar contra la infección por VPH (son 3 dosis).

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

MÉDICO ESPECIALISTA EN EPIDEMIOLOGÍA Y SALUD PÚBLICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *