“En base a la última ronda de evaluaciones, B.1.621 fue clasificada como una variante de interés y fue denominada ‘Mu’. Esto incluye el linaje descendiente Pango B.1.621.1. La variante se conoce como 21H en la nomenclatura científica», afirmó la agencia de la ONU este miércoles en su boletín epidemiológico semanal sobre la evolución de la pandemia.

La nueva variante B.1.621 presenta una serie de mutaciones que podrían indicar un riesgo de «escape inmunitario» (resistencia a las vacunas). La Agencia Mundial de la Salud subraya que todavía se necesitan más estudios para conocer mejor sus características.

«Los datos preliminares presentados al Grupo de Trabajo sobre la Evolución del Virus muestran una reducción de la capacidad de neutralización de los sueros de los convalecientes y de los vacunados similar a la observada para la variante Beta (descubierta en Sudáfrica)», señala la OMS, indicando que estas hipótesis deben ser confirmadas posteriormente por otros estudios.

La variante Mu se ha detectado en otros países sudamericanos y europeos

La mutación Mu se detectó por primera vez en Colombia en enero de este año y más tarde en otros países sudamericanos y en Europa. «Desde su primera detección en Colombia en enero de 2021, se han producido algunos reportes esporádicos de casos de variante Mu y se han notificado algunos brotes más grandes en otros países sudamericanos y en Europa», dijo la agencia de la ONU.

Aunque la prevalencia global de la variante Mu entre los casos secuenciados ha disminuido y está por debajo del 0,1%, su prevalencia en Colombia (39%) y Ecuador (13%) ha aumentado constantemente.

Sin embargo, la prevalencia notificada se ha de «interpretar considerando las capacidades de secuenciación y la velocidad de intercambio de las secuencias, que varían de un país a otro».

Por su parte, el doctor Jairo Méndez Rico, asesor en enfermedades virales emergentes de la Organización Panamericana de la Salud, explicó que “aún no hay evidencia sólida para respaldar estas observaciones, con lo cual se debe seguir vigilando de fuera. La nueva denominación de Mu no supone ningún cambio o amenaza en particular. Ha estado circulando al menos desde enero, en diferentes países, y la transmisión comunitaria sigue siendo esporádica”.

La pandemia del coronavirus ha causado al menos 124.811 muertes en Colombia, según un informe de la OMS del miércoles. Desde el comienzo de la epidemia se han diagnosticado oficialmente más de 4.905.258 casos confirmados en el país y, hasta el pasado 27 de agosto, se habían administrado un total de 34.247.170 dosis de la vacuna contra la enfermedad.

La variante «C.1.2» no se extiende tan rápidamente

En términos más amplios, «la epidemiología de la variante Mu en Sudamérica se monitoreará para detectar cambios, especialmente con la co-circulación de la variante Delta «, dijo la OMS. Todos los virus, incluido el SARS-CoV-2 responsable de la Covid-19, suelen mutar con el tiempo.

Otra variante del coronavirus detectada por primera vez en mayo en Sudáfrica no parece propagarse tan rápidamente, aunque la OMS vigilaba la variante a medida que el virus evolucionaba.

Según informes de prensa, los científicos sudafricanos también siguen de cerca la evolución de una nueva variante la C.1.2, que todavía no está catalogada ni como variante de interés, ni de preocupación, según las clasificaciones que sigue la Organización Mundial de la Salud.

«No parece estar aumentando su circulación», afirmó hoy la portavoz de la OMS. Margaret Harris, en rueda de prensa en Ginebra. La vocera, añadió que la llamada variante C.1.2 no estaba clasificada actualmente como una «variante de preocupación» por la agencia sanitaria de la ONU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *