Sin duda el regreso a clases no es únicamente cuestión que preocupe a los más pequeños del hogar, los padres también enfrentarán una dinámica que disponga un adecuado ingreso al colegio, situación nada fácil sobre todo después de unas maravillosas vacaciones.

Si bien, desde que está por finalizar un periodo escolar, existe un curioso comportamiento entre las partes involucradas donde todos desean estar ya de vacaciones. Los peques no cuentan con la motivación de ir a aprender, muchos de ellos han terminado los programas, exámenes, trabajos finales, etc. Por otro lado los docentes se encuentran en una prueba contra reloj, debido a que dar los resultados oficiales de los educandos, preparar las aulas, entre otras actividades como su educación continua los mantiene en un régimen laboral bastante agitado. Pero ¿y los Padres de Familia? por un lado ya no se quiere llevar a los niños, ahora enfrentan un peregrinar de actividades en las que los mantendrán ocupados, algunas como campamentos de verano, visitas familiares o los que tienen la oportunidad de viajar.

En cualquiera de ellas salimos de nuestra rutina, nos despejamos y tenemos la oportunidad de convivir más con nuestros hijos. Muchas personas pueden incluso descubrir talentos en ellos, que desafortunadamente por falta de una convivencia más estrecha no se aprecian.

Y si bien el presente texto cuenta con altibajos emocionales como la salida de clases – las vacaciones – y la convivencia familiar… llega el turno del llamado “Regreso a Clases”, pero eso no debe ser una pesadilla. Rápidamente se nos viene a la mente el tráfico de los primeros días, padres de familia haciendo corajes, en fin… eso nunca va a cambiar, digamos que es parte de nuestra rutina, mejor preocupémonos en como contribuir para tener el mínimo de incidentes en el día “D”. En Innova en Salud te damos algunos tips que te ayudarán a enfrentar esta situación:

  1. ÚTILES ESCOLARES, UNIFORMES, ZAPATOS Y OTROS ARTICULOS…

En la mayoría de las escuelas se proporciona la lista de los útiles para el próximo periodo escolar. Es importante valorar cuales de los útiles, mochilas, uniformes y/o calzado pueden ser reutilizados en el próximo ciclo escolar. Aquí es donde debemos tomar las decisiones puntuales para la adquisición de lo necesario, recordemos que entre más cercana la fecha crece la posibilidad de que se encarezcan. Es importante analizar y platicar con nuestros conocidos sobre la variedad que se oferta en los establecimientos que están a nuestro alcance, recuerda que la experiencia es un buen indicador de consumo. Si el listado de útiles te lo entregan al inicio del periodo, podrás tener la opción más relajada sin tanto estrés. Te recomendamos que siempre lleven el nombre de tu hijo ya sea grabado en la ropa y marcado para evitar que se tengan extravíos.

  • CAMBIO DE RITMO A NUESTRAS ACTIVIDADES

La energía que tienen los niños durante el periodo vacacional es una situación permitida por los padres. Los horarios de descanso y alimentación se relajan durante este periodo, lo cual no es malo, son vacaciones. Pero debemos recapacitar sobre la forma de regresar a los hábitos disciplinarios para que no les cueste mucho a nuestros hijos el retorno a las aulas. Te recomendamos interrumpir ese ritmo de vida, descansando de manera adecuada desde unos días antes de empezar. El dormir a tiempo y las horas necesarias lograran que lleguemos con el ímpetu deseado. Recordemos que la ingesta alimenticia que han tenido nuestros hijos ha estado muy vigilada durante el receso escolar, es importante dar continuidad. Mándales siempre en su lonchera un desayuno nutritivo evitando con ello el consumo de comida chatarra, intenta variar lo que les mandas y sobre todo cuida las cantidades evitando que se queden con hambre o que la desperdicien.

  • HÁBITOS DE ESTUDIO

Vacaciones es igual a descanso. Muchas de las escuelas han recomendado en los últimos años que durante las vacaciones se les asignen tareas de estudio, los padres no siempre han visto con buenos ojos esta posición, pero la verdad es que si funciona. No quiere decir que se tengan en un régimen de estudio similar al escolarizado, pero si ponerlos a leer un cuento o algo que les interese, jugar practicando con lo que sabemos les fue enseñado, ¿Cómo? simple genera rutinas que resulten cómodas para la familia y que los niños identifiquen con una destreza y no con una disciplina. Si combinamos esta diversión escolar muy seguramente se tendrán resultados óptimos desde un inicio. ¡Atrévete!

  • CUIDA TUS TIEMPOS

Tener un mente el primer día de clases es importante, como anteriormente lo mencionamos prevenir es nuestra arma más fuerte, por ello será importante repasar los faltantes de manera continua, incluso trae contigo esa lista es probable que resuelvas alguno de ellos cuando menos lo esperes. Actualmente la revisión que se hace de útiles con los profesores agiliza las actividades del día a día y evita que tus peques no puedan avanzar por la falta de algo.

  • LOS RETOS

Los papás en gran parte deben jugar un rol incomodo, ya que siempre queremos que nuestros hijos sean los primeros de la clase, cuando esto no sucede vienen muchas discusiones. Es importante incentivar psicológicamente de manera constante a nuestros hijos, ayudándoles a tener un mejor año escolar. Puedes hablar con ellos de metas con unas mejores calificaciones, lograr alguna beca o quizá destacar en alguna otra actividad que la escuela requiera. Pero también recuerda que deberás trazar esa delgada línea de las obligaciones y los derechos. A un futuro tus hijos te lo van a agradecer.

  • El PRIMER DÍA DE CLASES

Esta fecha todos podemos recordarla como algo a lo que no queremos llegar, la angustia regresa y se nos presentarán patrones en el comportamiento de nuestros hijos de relativa incomodidad. Platica con el maestro de tu hijo y exponle las situaciones que se te presenten, ellos están conscientes y harán equipo contigo para que cada parte por su lado logre la tranquilidad del menor. Algunas personas recomiendan incluso llevarlos unos días antes de que se inicien las clases, para que conozcan la escuela, recuerda tener paciencia el primer día, muchos se ponen tristes e inseguros y tu como padre de familia eres ese apoyo necesario.

  • LA ACTITUD DE LOS PADRES

Debemos estar relajados, nuestro malestar se contagia a los peques, emprende un año de manera positiva y transmíteles esa energía. Libera lo negativo y manda siempre a tus hijos con una sonrisa. Este puede ser el mejor año para tus hijos y para ti, ¡quererlo hacer está en tus manos!

¡Feliz regreso a clases!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *