Es importante leer las etiquetas de los recipientes de alimentos.

La enfermedad celíaca es un padecimiento que se caracteriza por una intolerancia permanente al gluten, sustancia que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y la avena; se presenta en individuos genéticamente predispuestos y se manifiesta por una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de los nutrientes de los alimentos. 

Las personas con enfermedad celíaca tienen un trastorno que hace que su cuerpo reaccione al gluten. Cuando estas personas comen alimentos con gluten, su propio sistema inmune reacciona atacando y destruyendo las vellosidades del intestino delgado lo que resulta en una grave deficiencia de vitaminas, minerales y otros nutrientes necesarios para mantenerse saludable. Un porcentaje importante de pacientes (75%) están sin diagnosticar debido a que esta enfermedad durante años se ha relacionado exclusivamente con su forma clásica de presentación clínica. Sin embargo, el reconocimiento de otras formas diferentes de manifestarse, solo con un síntoma o sin ellos, con una serie de pruebas complementarias se ha comprobado que existen diferentes formas de esta enfermedad. El diagnóstico se hace de forma clínica, pruebas genéticas y por estudio de biopsia.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD CELÍACA 

Los más frecuentes son pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo y anemia por déficit de hierro. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser diferentes o estar ausentes, dificultando el diagnóstico. 

DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD CELÍACA

Mediante un examen clínico cuidadoso y un examen de sangre que incluya los estudios especiales para la enfermedad celíaca se establece el diagnóstico de sospecha.

El conocimiento reciente de diferentes formas clínicas de enfermedad celíaca (clásica, atípica, silente, latente, potencial, etc.), ha venido a demostrar que no siempre se puede establecer un diagnóstico clínico o funcional de esta enfermedad. Por ello, para el diagnóstico de certeza de la enfermedad celíaca es imprescindible realizar una biopsia intestinal. Dicha biopsia consiste en la extracción de una muestra de tejido del intestino delgado superior para ver si está o no dañado. Para realizar esta prueba es necesario que no se haya retirado el gluten de la dieta. 

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD CELÍACA

Su tratamiento consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten durante toda la vida. Esto conlleva a una normalización clínica y funcional, así como la reparación de la lesión del intestino. La persona con esta enfermedad debe basar su dieta en alimentos naturales: legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten como el arroz y el maíz.

Deben evitarse, en la medida de lo posible, los alimentos elaborados y envasados, ya que en éstos es más difícil garantizar la ausencia de gluten. La ingestión de pequeñas cantidades de gluten de una manera continuada puede causar trastornos importantes y no deseables. 

Las personas que sufren de intolerancia al gluten deben ser muy precavidas con los alimentos que compran, además de leer bien las etiquetas para evitar la contaminación cruzada o sea cuidar que los alimentos no se combinen con los que sí tienen gluten.

¿Cómo podemos saber si un alimento tiene gluten?

No esperemos que todos los productos contengan una etiqueta que lo anuncien.

Todos los productos del mercado deben tener la información nutricional y en la lista de ingredientes detallar todos aquellos que se utilizaron para elaborar ese producto en particular. Lo bueno es que existe un sello de garantía que algunas empresas lo utilizan para asegurar que su producto no contiene gluten y lo lees como SIN TACC o Gluten Free, además existen marcas de productos como Wong que los elabora sin gluten y puedes disfrutar de alimentos que antes no podías.

Alimentos libres de gluten

•Leche y derivados: quesos, quesos de untar sin sabores, requesón, nata, yogures naturales, cuajada.

•Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural.

•Embutidos: cecina, jamón serrano y jamón cocido de calidad extra.

•Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos, pescados y mariscos en conserva al natural o en aceite.

•Huevos.

•Verduras, hortalizas y tubérculos.

•Frutas.

•Arroz, maíz, tapioca, así como sus derivados.

•Legumbres.

•Azúcar y miel.

•Aceites y mantequillas.

•Café en grano o molido, infusiones y refrescos de naranja, limón y cola.

•Vinos y bebidas espumosas.

•Frutos secos crudos.

•Sal, vinagre de vino, especias en rama, en grano y todas las naturales.

Alimentos que pueden contener gluten

Aquellos que por naturaleza no contienen gluten, pero pueden llegar a incorporarlo por el proceso tecnológico o por contaminación cruzada.

•Embutidos: mortadela, chorizo, morcilla, salchichas, y similares.

•Patés.

•Quesos fundidos, de untar de sabores, especiales para pizzas.

•Conservas de carne, albóndigas, hamburguesas.

•Conservas de pescado en salsa, con tomate frito.

•Salsas, condimentos y colorantes alimentarios.

•Sustitutos de café, chocolate y cacao y otras bebidas de máquina.

•Frutos secos tostados o fritos con harina y sal, caramelos y golosinas.

•Algunos tipos de helados.

•Sustitutos de chocolate.

Productos elaborados a partir de los cereales prohibidos para los celíacos

•Pan, harina de trigo, cebada, centeno y avena.

•Bollos, pasteles y tartas.

•Galletas, bizcochos y productos de repostería.

•Pasta alimenticia: fideos, macarrones, tallarines.

•Higos secos.

•Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, agua de cebada.

•Productos manufacturados que en su composición contengan cualquiera de las harinas ya citadas y en cualquiera de sus formas: féculas, sémolas, proteínas.

•Obleas de la comunión.

DRA. ROSA ALICIA LUNA V. GÓMEZ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *